Postremania
Recetas Postres Light Créme Brulée Ligera de Vainilla

Créme Brulée Ligera de Vainilla

Perfil de Postremaniaca

Postre compartido por: Postremaniaca
Yo lo hice porque tenía una comida con la familia de mi novio y nos tocó llevar el postre, todos quedaron maravillados con la suavidad en el centro y su sabor, con decirles que para la siguiente comida yo llevaré de nuevo el postre.

Créme Brulée Ligera de Vainilla

La Créme Brulée Ligera de Vainilla, a menudo es llamada “natilla de vainilla” en la lengua española, se prepara comúnmente con crema entera muy espesa. Sin embargo, en esta receta hemos utilizado crema descremada ligera.

45 min
4 porciones

Instrucciones

  • 1 vaina de vainilla
  • 1 ¼ taza (300 ml) de crema ligera descremada
  • ¼ taza (60 ml) de leche
  • 3 yemas de huevo grandes
  • ¼ taza (50 g) de azúcar superfina
  • ½ taza (100 g) compacta de azúcar mascabado clara

Elaboración

1Primero que nada, debes precalentar el horno a 150 °C. Después, necesitas engrasar con aceite cuatro ramekins o refractarios pequeños con capacidad de ¾ de taza (180 ml).
2Luego, corta la vaina de vainilla longitudinalmente a la mitad y luego, con un cuchillo, raspa para poder retirar las semillas, pero no las tires porque, en una olla, debes integrarlas con la crema y la leche. Coloca sobre el fuego medio y lleva a la ebullición.
3Una vez haya hervido, retíralas del fuego y reservar durante una hora para permitir que los sabores se infundan.
4Después de eso, bate las yemas y el azúcar superfina en un tazón mediano, puedes hacerlo con ayuda de una batidora eléctrica a velocidad alta, hasta que la mezcla esté clara y cremosa. Después intégrala con la mezcla de crema y leche ¡sin dejar de batir!
5Pasa la mezcla través de un colador de malla fina colocado sobre una jarra y vacíala a los ramekins.
6Una vez colada la mezcla, coloca los ramekins en una charola profunda para hornear. Después vierte suficiente agua hirviendo en una charola para cubrir la mitad de los ramekins.
7Una vez hecho lo anterior, hornear entre 35 y 45 minutos hasta que la natilla se encuentra firme y ligeramente temblorosa en el centro. No olvide dejar reposar alrededor de una hora a temperatura ambiente para que enfríe. Y después meterlo al refrigerador por lo menos durante cuatro horas.
8Después de haber transcurrido el tiempo, espolvorear el azúcar mascabado sobre la natilla de manera uniforme, asegúrate de que quede totalmente cubierta. No te olvides de limpiar los bordes con un trapo húmedo. Debes encender un soplete de cocina o precaliente el asador del horno a temperatura alta para caramelizar el azúcar.
9¡Y listo! Es la hora de servir el postre, puedes hacerlo de manera inmediata o se puedes refrigerarlo para servir frío más tarde, ¡Esperamos que lo disfrutes!

Consejo

Para caramelizar el azúcar, puedes colocar los ramekins entre 8 y 10 cm debajo del asador y hornear entre 3 y 5 minutos, observando cuidadosamente hasta que el azúcar empiece derretirse y adquiera un color dorado. Esa es otra alternativa para que quede el azúcar uniformemente sobre la natilla

Sabías qué...

Se dice que las natillas son un postre de leche apegado a la gastronomía española. Es un postre elaborado a base de leche cremosa de los conventos
Más información



Curiosidad

Sabías que en navidad es muy común este tipo de postres, se sirve con los famosos buñuelos, un frito de harina de trigo y maíz, y sabe deliciosa esa combinación.